@Dzapatillas #EnlaVentana – Personal que trabaja en casas particulares – cuestiones prácticas

Mucama

En el balneario de Zapallar, las reposeras tienen nombre de las familias que van a la playa, una nanny vestida con su uniforme blanco y negro arrastra el cochecito. En Argentina, esas formas han ido mutando, y aunque el código civil aún habla de las que se «conchabaren» para el servicio doméstico, está vigente la nueva ley y reglamentación que protege a los trabajadores/as domésticos/as que totalizan más de 800 mil personas, de las cuales la gran mayoría son mujeres, y más del 80% trabajando en negro.

“… en la casa de Nane hacemos una feria americana para juntar fondos para el comedor infantil. Es exclusiva para empleadas domésticas, así que quedate tranquila que van a ser precios re convenientes.”

Claudia Piñeiro. “Las viudas de los jueves”.

1. ¿Qué formas de trabajo comprende la ley? 

Cualquiera sea la forma de trabajo o las horas, el trabajador doméstico (la mayoría son trabajadoras) tiene que estar en blanco: (i) “Sin retiro” para una misma casa (vive donde trabaja, suele decirse “con cama”). (ii) “Con retiro” para una sola casa (quizás, la forma más común, cumple 6 horas diarias y se va). (iii) Trabajo en muchas casas (unas horas en cada una). (iv) Acompañar a una persona mayor y el cuidado no terapéutico de una persona enferma o con the-nanny-tv-02discapacidad.

Para registrar al trabajador se ingresa con clave fiscal al sitio web de AFIP, nota sobre eso acá. La libreta de trabajo, obligatoria se tramita ante el Ministerio. Si el trabajador no está registrado, las indemnizaciones se duplican, aclara la reglamentación publicada el 16 de abril. Encima, la registración tiene ventajas como la posibilidad de deducir los pagos para calcular el Impuesto a las Ganancias.  Los aportes y contribuciones a la seguridad son proporcionales a las horas trabajadas y llegan a los $ 135.

Hay un período de prueba de 30 días para el personal sin retiro y de 15 para el personal con retiro. Durante el periodo de prueba, el empleador puede elegir terminar el contrato sin derecho a indemnización. Siempre se debe contar con seguro y ART.

Para que se aplique el período de prueba, el trabajador debe estar registrado, desde el momento 0 (la “prueba de la blancura”). Esto vale para cualquier empleo.

2. ¿Quién puede trabajar y cuánto se le paga?

Contratar a alguien de entre 16 y 18 años tiene limitaciones, como una jornada inferior a las 6 horas diarias ó 36 semanales, y no dormir en donde trabajan, además de poder terminar la secundaria.

Una ley pena con prisión de 1 a 4 años a quien contrate menores de 16 años. De paso aclaro que la irregularidad en la documentación migratoria da igual, no existe el concepto de “ilegal” sino de personas que, eventualmente, pueden no tener bien los documentos, pero pueden ejercer todos sus derechos igual (ley 25871).

Los salarios mínimos están fijados en esta resolución, acá, pero se espera que se actualicen. Por ejemplo, para la tercera categoría, que incluye cocineros/as, mucamos/as, niñeras, auxiliares, ayudantes, caseros/as y jardinero/as, el salario es de $2.886,93. Para la quinta categoría, personal con retiro que trabaja diariamente, por 8 horas diarias $ 2.589,85, y por hora$ 19,74.

La reglamentación aclaró que si se contrata a alguien por 32 o más horas semanales, el sueldo debe pagarse mediante cuenta sueldo, con gastos a cargo del patrón. Y siempre debe darse recibo, según la ley lo marca.

3. ¿Cuántas horas se puede trabajar y qué descansos hay?

Hasta 8 horas diarias o 48 por semana. Por excepción, un día puede trabajar 9 horas (si hay un cumple o evento, por ejemplo) y después compensar. A partir del sábado a las 13 horas, el trabajador/a tiene derecho a descansar hasta el lunes. Las horas extras se pagan al 50% y al 100% si son los fines de semana. Hay licencias por enfermedad y especiales (ejemplo, por matrimonio o examen).

Para quien duerma en la casa (sin retiro), el descanso por la noche es de 9 horas mínimo, y de 3 por la tarde.

El empleador decide la fecha de las vacaciones entre noviembre y marzo, avisando 20 días antes. Para quien haya trabajado más de 6 meses y hasta 5 años, 14 días de vacas (menos de 6 meses, proporcional). Si laburó más, de 5 años, tiene 21 días. Más de 10, 28; y con 20, 35 días de vacaciones.

4. ¿Qué otros derechos tiene el trabajador/a?

Al estar registrado, se pagan aportes y contribuciones, lo cual le permite tener obra social; ver más acá. Además, hay que ir a un seguro o productor para contratar ART y seguro de vida obligatorio. El emplador también tiene que proveer de todos los elementos de trabajo para preservar su salud y seguridad, una habitación adecuada (modalidad con retiro), 4 comidas diarias, en calidad y cantidad suficientes y habitación para uso exclusivo.

Se fija aguinaldo (igual que cualquier laburante) y un salario mínimo. Hoy es este (si trabaja menos horas, se paga proporcional), que se paga dentro del 4º día hábil si cobra por mes, o al finalizar el día o la semana. Es obligatorio dar recibo, por duplicado, con los requisitos legales. Lo mejor es que tenga una cuenta bancaria adonde se le pueda depositar porque evita dudas acerca del pago.

El trabajador tiene que cumplir bien sus tareas, cuidar las cosas que le encarguen y “preservar la inviolabilidad del secreto personal y familiar en materia política, moral, religiosa y en las demás cuestiones que hagan a la vida privada e intimidad de quienes habiten la casa en la que prestan servicios“.

Hay protección para la trabajadora embarazada, a quien no pueden despedir por ese motivo. Tampoco se puede despedir a alguien por casasrse. En ambos casos, lo importante es que el trabajador/a envíe el telegrama laboral gratuito dando cuenta del embarazo o matrimonio lo antes posible (remito a la ley para ver bien los plazos).

5. ¿Qué pasa al terminar la relación laboral?

Hay un preaviso que varía según la antiguedad. El empleado/a tiene que avisar 10 días antes. El empleador tiene que avisarle 30 días antes del despido si el trabajador lleva más de un año o 10 días como mínimo en los demás casos.

Si el empleador decide terminar la relación sin expresar causa, tiene que pagar “una indemnización equivalente a 1 mes de sueldo por cada año de servicio o fracción mayor de 3 meses, tomando como base la mejor remuneración, mensual, normal y habitual devengada durante el último año“. Como mínimo, hay un mes de indemnización.

……………………………………

Además, la ley reafirma un fuero especial como es el Tribunal del Servicio Doméstico, con una conciliación previa en caso de conflicto.

En mi opinión, esta ley representa un avance al extender a esta forma de trabajo los derechos que garantiza el artículo 14 bis de la Constitución Nacional. El Dr. Alegato no sabe si está de acuerdo con esta ley porque leyó que incrementa “el costo laboral”. Contestamos que casi todo derecho tiene un costo, el tema es sobre quién recae. La ley, además, está en línea con lo que hizo Brasil y que aplaudió la OIT.

Acerca de charbus
Animal multimedia, multitasking, entrepreneur y dialoguista. A favor de los desafios, pero si lo hacemos lo hacemos bien. Fan de casi todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: