Caso Luciano Arruga: la familia pide juicio político a fiscal y juez por escuchas

Familiares y amigos de Luciano Arruga, el joven de 16 años desaparecido el 31 de enero de 2009 en Lomas del Mirador, brindaron ayer por la tarde una conferencia de prensa en el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) donde revelaron que sus teléfonos estuvieron intervenidos durante un año y cuatro meses sin saberlo.  Fue entre abril de 2009 y agosto de 2010, dos meses antes que el CELS comenzará a trabajar en la causa.

Ante eso, Gastón Chillier, secretario ejecutivo del CELS anunció anunció que se presentó ante el Consejo de la Magistratura el pedido de juicio político a la fiscal Celia Cejas y el juez de garantías de La Matanza Gustavo Banco por escuchas ilegales. Ambos abandonaron la causa en febrero pasado cuando pasó a fuero federal. Lee la denuncia completa #EnLaVentana.

La familia de Arruga contó que en  septiembre de 2008 la policía lo llevó durante varias horas al destacamento de Lomas de Mirador donde lo golpearon y fue retenido de forma ilegal, ya que no es una comisaría ni una cárcel, acusado de un robo -nunca comprobado- que según sus amigos y familia es utilizado como la típica acusación para “demorar a un joven”. El 31 de enero de 2009 fue visto por última vez cerca a este mismo destacamento.

Por este caso, caratulado desde febrero de este año como “desaparición forzada de persona”, está detenido el ex policía Julio Diego Torales (lee la entrevista que dio recientemente desde la cárcel a 24con) acusado de torturar al jóven cuatro meses antes de su desaparición y están siendo investigados también los subcomisarios Néstor Díaz y Ariel Herrera, los subtenientes Oscar Fecter y Daniel Alberto Vázquez, y los oficiales Martín Monte, Damián Sotelo, José Márquez y Hernán Zeliz, todos del destacamento de Lomas del Mirador.

Además de Chillier,, participaron también de la conferencia de prensa Mónica Alegre y Vanesa Orieta, madre y hermana de Luciano, Juan Pablo Combi, abogado de la familia, Maximiliano Medina, abogado del CELS y  y Pablo Pimentel, presidente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de La Matanza. “Les digo la verdad, ya no tengo esperanzas de encontrar a mi hermano. Pero ojalá que el caso y toda la lucha de la familia sirva para no seguir cometiendo muchos errores”. Esa fue una de las frases que dijo Vanesa Orieta y quedó resonando entre los presentes.

Les dejamos dos vídeos, uno es un pequeño documental que permitiría entender el caso y otro parte de la conferencia de ayer editada por Telam.

Acerca de agustinmunaretto
Periodista y productor. @munarettoa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: