¿Qué dice el decreto Chevron?

Miguel Galuccio (YPF) y Ali Moshiri (Chevron)

Miguel Galuccio (YPF) y Ali Moshiri (Chevron)

El Poder Ejecutivo Nacional firmó y publicó ayer en el Boletín Oficial el decreto 929/2013 en medio de un intenso clima de negociación entre el titular de YPF, Miguel Galuccio, y el CEO para Latinoamérica y África de la multinacional energética Chevron, Ali Moshiri. Además de leerlo por tu cuenta, #EnLaVentana haremos un punto por punto con sus implicancias.

El “Régimen de Promoción de Inversión para la Explotación de Hidrocarburos” es la última pata visible de una serie de medidas que, a las claras, tienden a favorecer a la única empresa extranjera que ha mostrado interés en invertir en la nueva YPF nacional: Chevron. Recordemos el fallo de la Corte Suprema de Justicia levantando un embargo millonario contra esta empresa, previo exhorto de la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó. (Ver #CasoChevron)

Vale recordar los evaporados intentos como con la potencia en gas natural rusa, Gazprom, esfuerzos que se vieron desactivados en su totalidad al corto tiempo. En efecto, una de las mayores preocupaciones de Miguel Galuccio y del gobierno nacional en torno a la política energética, más allá del déficit, es la atracción de nuevos inversores de peso para la matriz argentina.

Galuccio prepara el acuerdo con Moshiri.

Galuccio prepara el acuerdo con Moshiri.

En esa sintonía, el decreto 929 marca un claro precedente de las intenciones estatales. Además de leerlo en el link del primer párrafo, pasamos a destacar los fragmentos más relevantes.

  • Podrán ser incluidos en el “Régimen promocional” los “sujetos inscriptos” que hagan una inversión “no inferior a un monto de DOLARES ESTADOUNIDENSES UN MIL MILLONES (U$S 1.000.000.000) calculada al momento de la presentación del “Proyecto de Inversión para la Explotación de Hidrocarburos” y a ser invertidos durante los primeros CINCO (5) años del proyecto (…)”.
  • Los requisitos serán aprobados o rechaza dos por la “COMISION DE PLANIFICACION Y COORDINACION ESTRATEGICA DEL PLAN NACIONAL DE INVERSIONES HIDROCARBURIFERAS”
  • A partir del quinto año de realizada la inversión, gozarán del derecho a “comercializar libremente en el mercado externo el VEINTE POR CIENTO (20%) de la producción de hidrocarburos líquidos y gaseosos producidos en dichos Proyectos, con una alícuota del CERO POR CIENTO (0%) de derechos de exportación”. Es decir que, al quinto año de invertido el dinero, podrán vender uno de cada cinco barriles que generen, en el exterior y sin retenciones que dejen en las arcas nacionales el dinero generado por esas ventas.
  • “Tendrán la libre disponibilidad del CIEN POR CIENTO (100%) de las divisas provenientes de la exportación de los hidrocarburos mencionados en el párrafo anterior (…)”
  • Además, establece que “en los períodos que la producción nacional de hidrocarburos no alcanzase a cubrir las necesidades internas de abastecimiento”, las empresas gozarán dentro del país de “un precio no inferior al precio de exportación”.
  • Insta a la Comisión antes mencionada a elaborar un informe anual del desarrollo del Régimen de Promoción de Inversión.

Además, el decreto 929/2013 crea la posibilidad de conceder la explotación de áreas con recursos no convencionales (shale oil y shale gas, es decir, petróleo y gas no convencionales) dentro de zonas ya concedidas mediante “técnicas de estimulación no convencionales aplicadas en yacimientos ubicados en formaciones geológicas de rocas esquisto o pizarra”. Es decir, contempla el otorgamiento de concesiones dentro de consesiones. Veamos:

  • “Art. 14. — Las respectivas Autoridades de Aplicación de la Ley Nº 17.319, conforme lo dispuesto en la Ley Nº 26.197, es decir las Provincias o la Nación, según sea territorio de dominio provincial o de dominio nacional el lugar en que se encuentren los yacimientos de gas y de petróleo, podrán dentro del área de concesión subdividir el área existente en nuevas áreas de explotación no convencional de hidrocarburos y otorgar nueva concesión que recaerá sobre el titular de la concesión del área que así lo solicite. El plazo de la nueva concesión será el establecido por la Ley Nº 17.319, es decir VEINTICINCO (25) años al que se podrá adicionar en forma anticipada y simultánea con la nueva concesión la extensión del plazo de DIEZ (10) años previsto en dicha ley, bajo la condición de efectivo cumplimiento de todas las obligaciones establecidas en la legislación hidrocarburífera para los concesionarios de explotación, reconociéndose todos los derechos y obligaciones estipulados en la Ley Nº 17.319 para tales concesionarios.”

Es decir, las empresas tendrán los derechos de explotación del territorio correspondiente por 25 años, con la posibilidad de extenderla por diez años más.

El fragmento recién mencionado va en clara contraposición con la Ley Nacional de Hidrocarburos y su modificación en la ley 26.197 en la que delega y dispone que exclusivamente “las provincias, como Autoridad de Aplicación, ejercerán las funciones de contraparte de los permisos de exploración, las concesiones de explotación y de transporte de hidrocarburos objeto de transferencia“. También estipula que los gobiernos provinciales podrán “(I) ejercer en forma plena e independiente las actividades de control y fiscalización de los referidos permisos y concesiones, y de cualquier otro tipo de contrato de exploración y/o explotación de hidrocarburos otorgado o aprobado por el Estado nacional; (II) exigir el cumplimiento de las obligaciones legales y/o contractuales que fueran de aplicación en materia de inversiones, explotación racional de los recursos, información, y pago de cánones y regalías; (III) disponer la extensión de los plazos legales y/o contractuales; y (IV) aplicar el régimen sancionatorio previsto en la Ley Nº 17.319 y su reglamentación (sanciones de multa, suspensión en los registros, caducidad y cualquier otra sanción prevista en los pliegos de bases y condiciones o en los contratos).”

Así las cosas, el gobierno nacional se prepara para dar el anuncio de un gran acuerdo con Chevron mediante el cual la transnacional desembolsará, según se puede leer en el decreto, más de 1500 millones de dólares.

Acerca de Juan Manuel Fontán
Periodista, productor. Mi especializad es la radiofonía. Mi pasión son las historias. Gamer empedernido.

2 Responses to ¿Qué dice el decreto Chevron?

  1. Pingback: Hector Cavallero, miembro del directorio de YPF, #EnLaVentana | La Ventana

  2. Pingback: ¿Qué importa si los Mapuches no quieren a Chevron? | La Ventana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: