Las diferencias entre la nueva y vieja ley de ética pública

imagen

El Poder Ejecutivo Nacional publicó hoy en el Boletín Oficial el decreto 895/2013que reglamenta la Ley 26.857 de Ética en el Ejercicio de la Función Pública. Ésta última fue promulgada en mayo de este año y modifica la Ley 25.188con el mismo rótulo.

Cabe destacar la eliminación de la “Comisión Nacional e Ética Pública”, según el decreto, a causa de su no creación durante 14 años. El texto también estipula que las declaraciones serán de libre acceso por internet y que su formato será idéntico a las presentadas ante la Administración Federal de Ingresos Públicos.

#EnLaVentana hemos estado leyendo las críticas que varios especialistas y sectores políticos han hecho sobre este decreto y sobre la normativa sancionada meses atrás. En este artículo de Infobae.com hay una interesante recopilación. Además, te dejamos el audio (cortesía de Radio Continental) con las declaraciones del ex fiscal anticorrupción de la Nación y actual diputado nacional radical, Manuel Garrido. Según él “ahora los funcionarios van a tener más posibilidades de ocultar su patrimonio”.

Lee vos mismo las diferencias entre ambas normativas haciendo click en las leyes, en el primer párrafo. Además, te copiamos los fragmentos de texto que refieren a “anexo reservado” que crea la 26.857 y que inventa un apartado en las declaraciones juradas de los funcionarios no accesible para el público en general. Allí se alojarán los datos de los familiares de los funcionarios, ya sean cónyugues o hijos. Además, en el artículo 6 de la 25.188 se estipulaba la obligación de que los funcionarios informaran acerca de sus propiedades inmuebles, muebles, títulos, acciones y demás activos. En la nueva normativa, como mostraremos a continuación, eso no sucede.

 

Lista de obligados a presentar declaraciones juradas según la Ley 26.857:

 

ARTICULO 2° — Sustitúyese el artículo 5° de la ley 25.188 por el siguiente:

“Artículo 5°: Quedan comprendidos en la obligación de presentar la declaración jurada:

a) El presidente y vicepresidente de la Nación;

b) Los senadores y diputados de la Nación;

c) Los magistrados del Poder Judicial de la Nación;

d) Los magistrados del Ministerio Público de la Nación;

e) El Defensor del Pueblo de la Nación y los adjuntos del Defensor del Pueblo;

f) El Jefe de Gabinete de Ministros, los ministros, secretarios y subsecretarios del Poder Ejecutivo nacional;

g) Los interventores federales;

h) El Síndico General de la Nación y los síndicos generales adjuntos de la Sindicatura General de la Nación, el presidente y los auditores generales de la Auditoría General de la Nación, las autoridades superiores de los entes reguladores y los demás órganos que integran los sistemas de control del sector público nacional, y los miembros de organismos jurisdiccionales administrativos;

i) Los miembros del Consejo de la Magistratura y del jurado de enjuiciamiento;

j) Los embajadores, cónsules y funcionarios destacados en misión oficial permanente en el exterior;

k) El personal en actividad de las fuerzas armadas, de la Policía Federal Argentina, de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, de la Gendarmería Nacional, de la Prefectura Naval Argentina y del Servicio Penitenciario Federal, con jerarquía no menor de coronel o equivalente;

l) Los    rectores,    decanos    y secretarios de las universidades nacionales;

m) Los funcionarios o empleados con categoría o función no inferior a la de director o equivalente, que presten servicio en la Administración Pública Nacional, centralizada o descentralizada, las entidades autárquicas, los bancos y entidades financieras del sistema oficial, las obras sociales administradas por el Estado, las empresas del Estado, las sociedades del Estado y el personal con similar categoría o función, designado a propuesta del Estado en las sociedades de economía mixta, en las sociedades anónimas con participación estatal y en otros entes del sector público;

n) Los funcionarios colaboradores de interventores federales, con categoría o función no inferior a la de director o equivalente;

o) El personal de los organismos indicados en el inciso h) del presente artículo, con categoría no inferior a la de director o equivalente;

p) Todo funcionario o empleado público encargado de otorgar habilitaciones administrativas para el ejercicio de cualquier actividad, como también todo funcionario o empleado público encargado de controlar el funcionamiento de dichas actividades o de ejercer cualquier otro control en virtud de un poder de policía;

q) Los funcionarios que integran los organismos de control de los servicios públicos privatizados, con categoría no inferior a la de director;

r) El personal que se desempeña en el Poder Legislativo, con categoría no inferior a la de director;

s) El personal que cumpla servicios en el Poder Judicial de la Nación y en el Ministerio Público de la Nación, con categoría no inferior a secretario o equivalente;

t) Todo funcionario o empleado público que integre comisiones de adjudicación de licitaciones, de compra o de recepción de bienes, o participe en la toma de decisiones de licitaciones o compras;

u) Todo funcionario público que tenga por función administrar un patrimonio público o privado, o controlar o fiscalizar los ingresos públicos cualquiera fuera su naturaleza;

v) Los directores y administradores de las entidades sometidas al control externo del Congreso de la Nación, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 120 de la ley 24.156.”.

 

ARTICULO 5° — Las declaraciones juradas públicas tendrán un anexo reservado que contendrá la totalidad de los datos personales y patrimoniales exentos de publicidad correspondientes a cada una de las personas obligadas a la presentación, de su cónyuge, conviviente e hijos menores no emancipados, de conformidad con lo dispuesto por la ley 25.188 y su normativa complementaria.

 

En la normativa anterior (no presente en la nueva):

 

ARTICULO 6º.- La declaración jurada deberá contener una nómina detallada de todos los bienes, propios del declarante, propios de su cónyuge, los que integren la sociedad conyugal, los del conviviente, los que integren en su caso la sociedad de hecho y los de sus hijos menores, en el país o en el extranjero. En especial se detallarán los que se indican a continuación:

a) Bienes inmuebles, y las mejoras que se hayan realizado sobre dichos inmuebles;

 b) Bienes muebles registrables;

 c) Otros bienes muebles, determinando su valor en conjunto. En caso que uno de ellos supere la suma de cinco mil pesos ($ 5.000) deberá ser individualizado;

 d) Capital invertido en títulos, acciones y demás valores cotizables o no en bolsa, o en explotaciones personales o societarias;

 e) Monto de los depósitos en bancos u otras entidades financieras, de ahorro y provisionales, nacionales o extranjeras, tenencias de dinero en efectivo en moneda nacional o extranjera. En sobre cerrado y lacrado deberá indicarse el nombre del banco o entidad financiera de que se trate y los números de las cuentas corrientes, de cajas de ahorro, cajas de seguridad y tarjetas de crédito y las extensiones que posea. Dicho sobre será reservado y sólo deberá ser entregado a requerimiento de la autoridad señalada en el artículo 19 o de autoridad judicial;

 f) Créditos y deudas hipotecarias, prendarias o comunes;

 g) Ingresos y egresos anuales derivados del trabajo en relación de dependencia o del ejercicio de actividades independientes y/o profesionales;

 h) Ingresos y egresos anuales derivados de rentas o de sistemas previsionales. Si el obligado a presentar la declaración jurada estuviese inscripta en el régimen de impuesto a las ganancias o sobre bienes personales no incorporados al proceso económico, deberá acompañar también la última presentación que hubiese realizado ante la Dirección General Impositiva;

 i) En el caso de los incisos a), b), c) y d), del presente artículo, deberá consignarse además el valor y la fecha de adquisición, y el origen de los fondos aplicados a cada adquisición.

 

A modo de recuadro, dejamos el mapa y el informe completo que www.transparency.org elaboró con un ránking de percepción de corrupción a nivel global. Argentina ocupa el puesto Nro. 102 con 35 puntos sobre 100.

 

CPI2012_mapAndCountryResults

Hacé click en la imágen para entrar al mapa interactivo de Transparency International.

Acerca de Juan Manuel Fontán
Periodista. Productor y conductor de radio. Escuchame en La Ventana (http://goo.gl/IsvNvH). Escribo en el Grupo Veintitrés y en http://es.rbth.com/.

One Response to Las diferencias entre la nueva y vieja ley de ética pública

  1. José Manuel dice:

    No me parece una razón valedera para eliminar la Comisión Nacional de Ética Pública que no se haya creado. Por el contrario, deberían haber intimado a quien corresponda para que la cree en un plazo cortísimo. Una vergüenza más, siempre nivelando para abajo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 730 seguidores

%d personas les gusta esto: